Los desarrolladores prefieren el teletrabajo… ¡Pero con salud! - Consejos e ideas para una buena ergonomía trabajando en remoto

6 de mayo de 2022
by Juangui Jordán

Recientemente se celebraba el día internacional de la seguridad y la salud en el trabajo. Hasta hace poco más de 2 años cuando se trataba este tema se tenía en mente como lugar de trabajo una oficina o una fábrica, una tienda… diferentes lugares antes de que nos viniera a la mente nuestra propia casa.

Aunque en algunas empresas, como mimacom, esa cultura de trabajo en remoto ya se tenía como algo innato desde siempre, muchas otras empezaron a instaurarlo a raíz de la pandemia. Y esto ha supuesto un cambio, primero en la mentalidad de las propias personas, pero también en la de las empresas. Y la mayoría de ellas han visto conveniente o se han visto obligadas a implementar modelos híbridos de trabajo.

Los desarrolladores se decantan por el trabajo en remoto

En el caso del sector tecnológico y de perfiles como los programadores y desarrolladores, esta tendencia y preferencia por el trabajo en remoto se ha visto claramente acentuada. De hecho, se ha llegado a convertir casi en una exigencia a la hora de valorar nuevas propuestas de empleo. El último informe de Github “The 2021 State of the Octoverse”, que encuesta a más de 12.000 desarrolladores, habla de una verdadera metamorfosis con una nueva conciencia de la necesidad del trabajo en remoto. El estudio concluye que el 47,6% de los encuestados se inclinan por un modelo de trabajo híbrido y flexible y el 38,8% optan por un modelo completamente en remoto. Lo que indica que pocos aceptarían un empleo en el que existiera la obligación de acudir al lugar de trabajo de continuo.

Descubriendo los beneficios personales del teletrabajo

Por mi propia experiencia y la de mis compañeros en mimacom, esto es un fiel reflejo de la realidad. Tras un largo período de teletrabajo casi forzoso, nuestros cuerpos se resisten a volver a la oficina, aunque paradójicamente nuestra mente anhela el contacto humano, eso de cruzarse un saludo por el pasillo, ponerse al día sobre asuntos personales durante el café o conversar durante la comida.

Esto es porque también hemos aprendido las bondades de estar más tiempo en casa, evitar los desplazamientos y sus inevitables atascos, apoyar más a nuestros hijos, esperar el paquete que me envían hoy o simplemente, ese día que hace frío o llueve y no te apetece ir a la oficina. Y así, aceptamos que muy posiblemente y como detectan esos estudios que decíamos, todo ha cambiado y parte de nuestro futuro laboral se desarrollará en casa.

Tras este largo período, nuestras espaldas también han aprendido que no es lo mismo la mesa y la silla de la cocina que un buen escritorio con su silla ergonómica. Al menos la mía lo ha hecho y ha empezado a hablar.

La salud en el teletrabajo empieza por una buena ergonomía

Es por ello que me he decidido a replicar lo mejor que pueda el escritorio standup del que disfruto en mimacom y me he decidido a compartirlo en este artículo. En mi opinión, la ergonomía no va de encontrar la postura perfecta, sino de cambiar de postura a lo largo del día, variar entre una serie de posturas sanas, intercalando de vez en cuando un paseo a por el café o unos estiramientos.

Mi escritorio ideal debe tener una opción de estar sentado y otra de estar de pie, a ser posible con doble monitor para que la pantalla que más uso esté a la altura de la cabeza y sin tener que girar el cuello.

Para complicar aún más las cosas, paso tiempo en dos casas diferentes, así que me he montado dos escritorios. El primero, en la casa donde trabajo más ocasionalmente, lo he resuelto con un brazo hidráulico para el monitor que alterna entre una mesa y una cómoda más alta.


ergonomics home office 1


Para la casa donde trabajo más a menudo he optado por un escritorio standup eléctrico que almacena hasta 3 posiciones de memoria. Así, pulsando un botón pasa directamente de mi altura ideal para estar sentado a la de estar de pie.


ergonomics homeoffice 2


¡Bola extra!: cierto día leyendo un artículo sobre programación me encontré un tipo que tenía una cinta andadora debajo de su standup desktop. Casualmente en casa tenemos una también, así que algunos ratos la pongo debajo y camino a la mínima velocidad (1 km/h) mientras trabajo. Quizás no es para todo el mundo, pero algunas tareas, como las de un programador, se pueden hacer sin problemas mientras caminas.

ergonomics homeoffice 4


¿Y tú, qué soluciones has encontrado para trabajar más cómodamente en casa?

Volver al resumen

The author
Juangui Jordan
Juangui Jordán
Senior Software Engineer
Juangui Jordán es desarrollador full stack, cada vez más especializado en frontend y UX. Siempre dispuesto a aprender y compartir todo su conocimiento y experiencia con los demás. Como él mismo dice, además del trabajo de bombero que cualquier desarrollador tiene que hacer casi a diario, trata de contribuir con algo de código limpio a los proyectos de mimacom.
Comments