Noticias

13 de abril de 2017

Construyendo un entorno de desarrollo Liferay DXP con Docker

Una de las tendencias tecnológicas que ha tenido mucho auge en los últimos tiempos y que está siendo muy usada en los entornos de desarrollo de software, son los contenedores. A través de este artículo queremos invitarte a descubrir, analizar y probar, una de las glorias que nos ha dado el software libre llamada Docker. Se trata de una tecnología Open Source, que permite ejecutar aplicaciones dentro de contenedores de software.

Hablando en términos mundanos y para que nos hagamos una idea, un contenedor es una especie de caja donde se puede empaquetar todos los elementos necesarios, (herramientas, código, librerías, archivos, configuraciones, etc.), para que una aplicación pueda ser posteriormente ejecutada.

Una de las ventajas de esta tecnología es su portabilidad, es decir puede ser transportada de un sistema a otro fácilmente, lo que permite por ejemplo migrar desarrollos de una plataforma a otra de forma muy ágil.

Otro de los principales beneficios es que las aplicaciones pueden ser desplegadas de forma correcta, en cualquier sistema operativo que tenga Docker instalado, sin necesidad de tener las versiones compatibles o lenguajes de programación, reduciéndose así los problemas derivados de los nuevos entornos.

El contenedor funciona de forma autónoma e independiente, solo alberga en su interior las herramientas necesarias para implementar la aplicación en el nuevo sistema, eliminando así las dependencias de software.

Otra característica a tener en cuenta es que estos contenedores son muy ligeros, de forma que un mismo sistema puede acoger varios, debido a que ocupan menos que los sistemas de virtualización tradicionales.

Para entrar en detalles y ahondar en otros usos de Docker, nuestro experto a través del blog Docker with Liferay DXP, nos muestra cómo desarrollar fácilmente un entorno local sin gastar mucho tiempo, construyendo un entorno de desarrollo MySQL y Liferay DXP con Docker.